Total Pageviews

Search This Blog

Con tecnología de Blogger.

Destacado

4 películas para superar una crisis de amor propio

“ Un buen vino es como una buena  película : dura un instante y te deja en la boca un sabor a gloria ”. Así habló un día Federico Fellin...

Recent PostAll the recent news you need to know

4 películas para superar una crisis de amor propio




Un buen vino es como una buena película: dura un instante y te deja en la boca un sabor a gloria”. Así habló un día Federico Fellini, el gran director italiano. Y qué mejor para degustar ese momento maravilloso de cine que con un film que te ayude a superar una crisis de amor propio.

Porque el cine, más allá de producto de entretenimiento, artístico o como lo queramos llamar, provoca sensaciones. Ya sea sufrimiento, hastío, dolor, diversión, risa, miedo… El conocido como Séptimo Arte es capaz de llegar hasta nuestro corazón. Y quién sabe, tal vez te podría cambiar la vida.

A continuación, me gustaría proponerte una pequeña lista de películas que pueden ser muy útiles para superar tus crisis de amor propio. Ya sea por un desengaño personal, un trabajo aburrido, un sueño que no se cumple… A veces es complejo encontrar la fuerza y motivación para seguir adelante. Pero, ¿por qué no usar el cine para darte un pequeño empujón?

Lluvia en los zapatos (1998) de María Ripoll

Lluvia en los zapatos” de María Ripoll, es un film rodado con reparto internacional hace ya unos años. Cuenta la historia de un chico que recibe una segunda oportunidad para retomar una relación amorosa rota, pero por más que lo intenta una y otra vez, fracasa estrepitosamente.
Este film, protagonizado por actores internacionales como Douglas Henshall, Lena Heady o Penélope Cruz, narra una historia peculiar. A veces nos enconamos en levantar una relación o proyecto que realmente ya está roto.
Lo curioso es que no nos damos cuenta de que la respuesta real puede estar delante de nuestros ojos. Pero estamos tan obcecados que somos incapaces de verla. Sin embargo, solo hay que pararse, descansar y buscar una visión más amplia y objetiva. Es muy posible que solo así encontremos una nueva meta, levantemos la moral y volvamos a encontrar nuestro amor propio.

Héctor y el secreto de la felicidad (2014) de Peter Chelsom

Héctor es un psiquiatra que ha perdido el norte. Se aburre en su vida y observa que los consejos que da a sus pacientes no les ayudan en nada. Así pues, decide emprender un largo viaje para encontrar el secreto de la felicidad perdida.

Este film de Peter Chelsom está protagonizado por Simon Pegg, Rosamund Pike y Stellan Skarsgard, entre otros. En él observamos que a veces es fácil dejarse llevar por una vida acomodada y sin complicaciones.

Sin embargo, ¿dónde queda la pasión? Cuando todo parece tan sencillo, es fácil entrar en una crisis de amor propio, porque en realidad puede que no sea tan simple. Es bueno descubrir nuestros sueños y buscar en todo momento ser más felices. Pero nunca es positivo dejarnos llevar por el hastío y el exceso de rutina.

Criadas y señoras (2011) de Tate Taylor

Criadas y señoras” es una película de Tate Taylor que sorprendió a propios y extraños. Mujeres de la Norteamérica del Sur que sufren en silencio tratos vejatorios por simple raza o condición social. ¿Quién les da voz? ¿A quién le importa lo que sientan?

Esta fantástica película protagonizada por Viola Davis, Bryce Dallas Howard y Emma Stone entre otras es un canto al amor propio, la libertad y el levantar la voz cuando te oprimen. Tal vez no haga falta gritar, pero siempre hay un camino que coger.

El film narra la historia de varias sirvientas que encuentran su voz en el libro de una joven aspirante a periodista. Ahí pueden ser ellas mismas contando sus experiencias y vivencias. Gracias a esa obra se sienten escuchadas, queridas y valoradas.

Million Dollar Baby (2004) de Clint Eastwood

Dicen que cuando crees en algo, debes hacer todo cuanto esté en tu mano por lograrlo. Algo parecido cuenta esta obra maestra de Clint Eastwood. Protagonizada por él mismo junto a Hilary Swank y Morgan Freeman, es un verdadero alegato de valor personal.
El film cuenta la historia de una chica de cierta edad que quiere boxear. Pese a la incomprensión inicial, ella no se rinde nunca. Luchará por su sueño con todas sus fuerzas. Hará cuanto está en su mano por triunfar.

Y sobre todo, no se dejará amedrentar por nada ni por nadie. Sabiendo que su sueño se basa en el trabajo que realiza día a día y en la ambición de superar a boxeadoras con muchos más años de entrenamiento a sus espaldas, pone todo su empeño para conseguirlo.

“La diferencia entre lo que queremos y lo que tememos es menor que una pestaña”
-Judi Dench en “El nuevo exótico hotel Marigold”-

Sin duda, “Million Dollar Baby” es un buen título para acabar con esta lista de películas que pueden aumentar tu amor propio. ¿Te sientes sumergido en una crisis de amor propio? El cine puede ser un buen bálsamo. Estos son solo 4 filmes, pero el Séptimo Arte ofrece una enorme variedad. Encuentra aquellas obras que te puedan enriquecer y déjate llevar por la magia de la gran pantalla.



FUENTE: la mente es maravillosa

¿Qué es la biblia?






La palabra Biblia proviene de las palabras griega y latina que significan “libro”
La Biblia es la Palabra de Dios revelada a la humanidad,  fue escrita mucho tiempo antes de la invención del papel y los lápices. Fue escrita sobre extensas tiras de papiro o pergamino.
Es un conjunto de 66 libros divididos en dos partes que para la mayoría de la población del mundo es la Palabra de Dios, Contiene  39 libros del Antiguo Testamento y 27 del Nuevo Testamento

Estos incluyen:

Libros sobre la ley, como Levítico y Deuteronomio
Libros históricos, como Esdras y Hechos
Libros de poesía, como Salmos y Eclesiastés
Libros de profecía, Isaías y Apocalipsis
Biografías, como Mateo y Juan
Epístolas (cartas formales) como Tito y Hebreos.

Capítulos:

La Biblia contiene un total de 1.189 capítulos. Formada por 929 capítulos en el Antiguo Testamento y 260 en el Nuevo Testamento.
Versículos: Está formada por un total de 31.102 versículos entre el Antiguo y Nuevo Testamento.


¿Quién la hizo?

La hicieron 40 personas escogidas y preparadas por Dios en diferentes épocas y lugares.
Fue escrita dentro de un período aproximado de 1,600 años y en 3 idiomas diferentes: hebreo, arameo y griego
Los autores fueron: reyes, pescadores, sacerdotes, oficiales gubernamentales, granjeros, pastores y doctores.
La Biblia es “Inspirada por Dios” (2 Timoteo 3:16). Los autores escribieron exactamente lo que Dios quiso que escribieran, y el resultado fue la perfecta y santa Palabra de Dios (Salmo 12:6; 2 Pedro 1:21).

¿Dónde se escribió?

Fue escrita en tres continentes, África, Asia y Europa.
Los primeros 5 Libros fueron escritos en África, en el Desierto del Sinaí por Moisés.
Algunos otros fueron escritos en Asia cuando tomaron posesión de la tierra prometida y durante la esclavitud de Babilonia.
Mientras que por último, algunos de los libros del Nuevo Testamento fueron escritos en Asia y Europa, durante los viajes de Lucas, el encarcelamiento de Pablo en Roma y el destierro de Juan en la Isla griega de Patmos.
Sus divisiones

La Biblia está dividida en dos partes principales: El Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento.
El Antiguo Testamento es la historia de una Nación
El Nuevo Testamento es la historia de un Hombre.

El Antiguo Testamento

Describe la fundación y preservación de la nación de Israel. Dios prometió utilizar a Israel para bendecir al mundo entero (Génesis 12:2-3).
Una vez que Israel fue establecida como una nación, Dios levantó a una familia de entre esa nación a través de la cual vendrían las bendiciones: la familia de David (Salmos 89:3-4).
Entonces, de la familia de David fue prometido un Hombre quien traería la bendición prometida (Isaías 11:1-10).

El Nuevo Testamento

Detalla la venida del Hombre prometido.
Su nombre fue Jesús
Él cumplió las profecías del Antiguo Testamento, porque vivió una vida perfecta, murió para convertirse en el Salvador, y resucitó de entre los muertos.

FUENTE: marthadebayle.com

El gran temor de volver a enamorarte....



Les ha pasado que con tantas experiencias que suceden en el camino de las relaciones amorosas, ya sienten que no pueden enamorarse? Piensan que se han insensibilizado al amor? Les tengo noticias, chicas y chicos, esto tiene un nombre y se llama “”Filofobia”” 
¿Y cuál es el miedo que constituye el motor de la Filofobia? Nada más y nada menos que el miedo al amor, algo que puede hacer que nos aislemos y rechacemos cualquier posibilidad de conocer a nuevas personas por el terror que produce la posibilidad de establecer un lazo emocional demasiado fuerte.
¿Qué es la Filofobia?
Existen muchos tipos de fobias que la gente puede experimentar y muchos psicólogos tratan a diario con pacientes que las sufren. Como ya vimos semanas atrás, la química del amor altera los niveles hormonales y químicos del cerebro y puede producir nueve efectos secundarios sorprendentes
Una de las fobias más curiosas es la fobia a estar enamorado, o Filofobia. Este trastorno de ansiedad puede tener un efecto en la vida social y emocional de persona que lo sufre. En casos graves, el filofóbico puede no solamente evitar amores potenciales, sino que puede dejar de relacionarse con compañeros de trabajo, vecinos, amigos y familiares.
El acto de enamorarse puede ser una de las experiencias más increíbles que podemos sentir los seres humanos, pero para un filofóbico, puede convertirse en una situación que le produce una terrible sensación de malestar y niveles altos de estrés emocional y físico
La Filofobia puede ser altamente incapacitante, y en casos severos puede conducir a una situación de aislamiento social. Este tipo de alteraciones es capaz de generar un efecto de bola de nieve que termine por generar problemas emocionales y relacionales derivados.
Algunos 'síntomas' frecuentes de la Filofobia
Esto nos lleva a que hay personas que temen entregarse, enamorarse o establecer relaciones personales fuertes. Únicamente viven relaciones sin compromiso, hablan poco de sí mismas, evitan mostrarse como son, ponen una “barrera infranqueable” para no sentirse vulnerables, tienden a establecer relaciones simultáneas por el mismo miedo que tienen a ser abandonadas y sus relaciones son una montaña rusa de emociones con subidas y bajadas constantes.
A nivel físico, presentan síntomas cuando están en presencia de la persona del sexo opuesto de quién sienten atracción física y emocional. Algunos de estos síntomas serían: ataques de pánico clásicos, desórdenes gastrointestinales, latidos irregulares del corazón, sudores, falta de aire y un deseo de abandonar la situación cuanto antes, como mecanismo de defensa para evitar sentir todos estos síntomas ansiosos.
En psicología y psiquiatría existen diferentes opiniones respecto a este trastorno. Pero parece ser que lo que desencadena la Filofobia es un sentimiento intenso de un fracaso en una relación pasada que no se ha superado. Esta escuela de pensamiento sostiene que el paciente que sufre de Filofobia tiene heridas de un divorcio o un proceso de desamor doloroso que hace que evite cualquier situación potencial de ser lastimado de nuevo por un enamorado. Otros profesionales piensan que la Filofobia nace de un miedo intenso a ser rechazados.
Ninguna de estas dos teorías ha sido probada, por lo que no hay una respuesta definitiva de cuál es el motivo que lleva a ciertas personas que experimentan relaciones traumáticas a aferrarse al dolor y no superarlas.
¿Qué puedo hacer si sufro Filofobia?
Si eres una de esas personas que padeces miedo a enamorarte, has de tener en cuenta que no estás solo, que hay mucha gente a la que le ocurre lo mismo que a ti y que, si sigues una serie de consejos y pautas, es probable que logres superar la Filofobia. 
A continuación te ofrezco un total de cuatro consejos y estrategias para que puedas ir superando este miedo a entablar relaciones sentimentales, aunque debes tener en cuenta que este problema solo puede remitir si pones de tu parte; ni las lecturas en Internet ni las palabras de un psicoterapeuta harán magia. Es tu responsabilidad implementar ciertos hábitos y estrategias en tu vida para hacer que la Filofobia deje de ser un problema.
1. Exponte al miedo
En casos menos severos del trastorno, la simple exposición al miedo es una buena manera de vencerlo. En muchas ocasiones pensamos demasiado en las consecuencias negativas y luego nos damos cuenta de que no era para tanto. 
En otros casos, la Filofobia está generada principalmente por el hecho de haber tenido una mala experiencia en los muy escasos intentos de tener un contacto amoroso con alguien, por lo que exponerse más al amor ayuda a que ese espejismo aterrador de las relaciones afectivas se desvanezca.
Lo que está claro es que salir huyendo o evitando estas situaciones lo único que provocará es que este trastorno se reafirme más y siga vivo. Por tanto, no nos podemos negar a vivir un amor sólo porque nos produzca miedo.
2. Vive el presente
Para tratar de tener cierto  control emocional se debe vivir la relación día a día, es decir, vivir el presente. Hay que procurar dejar atrás pensamientos irracionales creados por experiencias pasadas y expectativas futuras. Cada situación y persona es distinta a las demás, por ello debemos centrar nuestra atención en el momento presente sin ver mucho más allá. De esta manera, controlaremos la ansiedad asociada a esta fobia. 
El Mindfulness o atención plena, es un procedimiento terapéutico que busca, ante todo, que los aspectos emocionales y otros procesos de carácter no verbal, sean aceptados y vividos en su propia condición, sin ser evitados o intentar controlarlos. Estas técnicas psicológicas basadas en la meditación oriental te ayudarán a vivir al día y a mejorar tus relaciones interpersonales. Si tienes la oportunidad de probarlo, no lo dudes.
3. Expresa tus temores
La comunicación es un factor clave en toda relación y para poder sentirnos más fuertes a la hora de afrontarlo. Debemos hacer partícipe a nuestra pareja o familiares de lo que nos sucede. Hacer conocedora de nuestros miedos a otra persona de confianza, nos ayudará a que entiendan mejor nuestras reacciones y por tanto la tensión emocional se verá reducida.
4. Concédete el tiempo necesario
Este tipo de bloqueos emocionales suelen ocurrir porque tenemos, todavía, algunos episodios dolorosos que nublan nuestra mente. No es buena idea que queramos superar nuestros temores de un día para otro. Los conflictos emocionales pueden tardar algunos días, semanas e incluso meses en ir cicatrizando. Forzarse a relacionarse con los demás de un modo íntimo no es una buena idea si aún estamos devastados emocionalmente.
Date el tiempo necesario para enfocar correctamente tu vida, no te agobies por algo que el tiempo, poco a poco, irá solucionando. Pero una vez se haya producido la recuperación significativa que se produce en las primeras semanas, hay que salir de la zona de confort y admitir que superar esos temores irracionales exigirá de nosotros algo más que buenas intenciones: hace falta acción.
5. Acude a un profesional
Como la Filofobia es un trastorno de ansiedad provocado por experiencias negativas anteriores, familiares o relacionales, se recomienda acudir a un profesional de la salud si no es posible superarlo solo. La terapia cognitivo-conductual y la desensibilización afectiva han demostrado ser muy eficaces en la superación de trastornos fóbicos.
Sin embargo, el el caso de la Filofobia la intervención psicoterapéutica es más compleja, porque no es tan fácil exponerse de manera controlada a la posibilidad de enamorarse; a fin de cuentas, lo que produce miedo no es un animal o un objeto fáciles de identificar y de vigilar. Eso significa que el trabajo realizado fuera de la consulta de psicología y pactada con el terapeuta cobra especial importancia.
La filofobia como un miedo abstracto
Nuestros miedos más irracionales no tienen por qué estar vinculados a animales, objetos o entornos concretos, sino que pueden despertar a partir de la posibilidad de sentir ciertas emociones. ¿Y cuántas emociones existen que sean más intensas que el amor? Algo que hace de la Filofobia algo muy problemático es la imposibilidad de "aislar" la fuente del miedo, tal y como se podría hacer por ejemplo en el caso de la fobia a las arañas. En la Filofobia cualquier situación que se presienta que puede desencadenar en la consolidación de unos lazos afectivos propios del enamoramiento es rechazada totalmente de forma anticipada.
Esto último es perjudicial en dos sentidos. Por un lado, imposibilita el enamoramiento, un estado de activación emocional que tiene momentos asociados a una felicidad muy intensa. Las personas con Filofobia pueden sentir que rechazan el enamoramiento y, a la vez, desear que pudieran experimentarlo sin miedos para poder disfrutar sus cosas buenas. Por el otro lado, este miedo predispone a las personas a aislarse socialmente, algo que puede conducir a la aparición de un sentimiento de soledad y tristeza y que, además, está correlacionado con la adopción de hábitos de vida poco saludables y una menor esperanza de vida.
Así pues, la Filofobia puede llegar a convertirse en un problema incapacitante para la persona que lo sufre, siempre que su intensidad sea muy elevada. Saber detectar este problema y decidirse por abordarlo a través de la psicoterapia es el primer paso para mitigar sus síntomas y volver a abrazar una forma de vida capaz de generar felicidad.




FUENTE: PSICOLOGIAYMENTE.COM

Entrevista en Radio Anahuac



Este 4 de Octubre estaré en Radio Anahuac en punto de las 12:00 del día, hablando de Mujeres en Evolución, los talleres y las actividades que hacemos, asi como temas importantes de tanatología. Sinotiza el 1670 de A.M. o por internet en radio anahuac


La risoterapia y la mujer: 5 razones por las que esta técnica la empodera




La risoterapia es un tipo de técnica psicoterapéutica que permite mejorar el estado físico, psicológico y emocional de las personas a través de la risa gracias a sus múltiples beneficios.
La risa es una respuesta biológica innata que ya podemos experimentar desde bebés, de manera espontánea o a través de la imitación. A medida que una persona se va convirtiendo en adulta, su capacidad para reírse disminuye considerablemente, debido a múltiples razones como las exigencias diarias, las preocupaciones, el estrés, etc. Cada vez nos permitimos menos darle espacio al juego o a la diversión “por falta de tiempo” o porque “ya no se tiene edad para ello”.
En el momento en el que una persona se sumerge en este sistema de funcionamiento, suelen empezar a manifestarse diferentes síntomas patológicos como dolores crónicos, insomnio, ansiedad, irritabilidad, baja autoestima, entre muchos otros factores y es aquí cuando se puede plantear la risoterapia como herramienta para erradicar/disminuir toda esta sintomatología.
Hoy en día acuden a terapia numerosas personas con la necesidad de gestionar estas situaciones, pero en este artículo vamos a hablar concretamente del género femenino y de por qué la risoterapia puede beneficiar sobre todo a las mujeres.
La risoterapia aplicada en mujeres
Las mujeres son más vulnerables a padecer trastornos emocionales por cuestiones biológicas o sociales; experimentan numerosos cambios hormonales, viven experiencias como la maternidad, la conciliación familiar-laboral, la menopausia, y a nivel general suelen ser más propensas a las preocupaciones, el estrés, etc.
En consulta nos encontramos con muchas mujeres que sienten que “deben” ser eficaces en todos los aspectos posibles: ser una buena madre y conciliar con el trabajo, crecer profesionalmente, tener un buen aspecto físico, agradar a los demás y tener bajo control numerosas preocupaciones como consecuencia de las presiones sociales, las inseguridades, la educación que se ha recibido, las creencias que una persona tiene sobre sí misma o sobre la vida, etc.
Muchas mujeres se exigen más de lo que pueden asumir, sin permitirse equivocarse, comparándose constantemente, aferradas al pasado o al futuro, sin un espacio de tiempo para ellas mismas, y por ende descuidan algo sumamente importante, disfrutar del presente, vivir la vida.
¿En qué consiste un taller de risoterapia?
El objetivo fundamental es conectar con nuestra niña interior a través del juego, dinámicas de expresión corporal y técnicas que evocan la risa, para dejar a un lado a nuestra parte exigente, la que se preocupa, la que no se divierte y se reprime.
Una sesión de risoterapia se realiza a nivel grupal y suele durar entre una y dos horas; durante este tiempo se aplican a la vez técnicas de relajación y estiramientos, ya que ejercitamos numerosos músculos de todo el cuerpo.
Algunos beneficios de la risa
Aquí encontrarás varios ejemplos de cómo reír es bueno para nuestro bienestar.
·         Ayuda a reducir los niveles de estrés disminuyendo la cantidad de cortisol en sangre.
·         Permite inducir un estado de ánimo positivo gracias a la secreción de endorfinas (conocidas como las hormonas de la felicidad).
·         Mejora la circulación sanguínea y arterial, potenciando el buen funcionamiento del corazón.
·         Mejora el sistema inmunológico, previene enfermedades y ayuda a la recuperación.
·         Genera pensamientos positivos, debido a la incompatibilidad de reír y pensar negativamente a la vez.
·         Mejora las relaciones interpersonales, fomentando la generación de vínculos y de amistades.
·         Ayuda a la gestión de los cambios hormonales, paliando la sintomatología asociada.
·         Se practica ejercicio físico, ya que reír unas 100 veces es equivalente a 10 min de ejercicio aeróbico.
Razones por las que la risoterapia empodera a la mujer
Estos son algunas de las maneras en las que la risoterapia aporta autonomía y empoderamiento a la mujer.
Por un lado, le permite entrar en contacto con su parte más genuina, su niña interna, para permitirse reír, jugar, cantar, bailar... De esta manera se liberan tensiones y preocupaciones.
Además, ayuda a sanar la autoestima superando miedos como el temor a conocer gente nueva, a hacer el ridículo, o a ser una misma, permitiendo así mejorar su autoconcepto (la imagen que tiene de si misma). En el proceso, mejora las habilidades sociales y comunicativas.
La risa también ayuda a inducir estados de ánimo positivos, de esta manera posibilita mejorar el curso de trastornos emocionales depresivos y ansiosos. Disminuyendo los efectos secundarios del estrés, la capacidad creativa mejora, y esto permite encontrar soluciones más eficaces a los conflictos diarios.
Por otro lado, mediante la risoterapia se entrena el buen humor y el optimismo, y se aprende a relativizar y tomar otra perspectiva de la vida.
Finalmente, a través del grupo terapéutico se generan vínculos afectivos, sintiendo que no se está sola y que muchas mujeres se encuentran en situaciones similares.
Conclusión
Escoger la risoterapia como herramienta terapéutica es dar una oportunidad al cambio, a abrir las puertas al optimismo, a la positividad, a la diversión. Es el camino hacia la felicidad y la longevidad, sin descuidar que la felicidad no es la ausencia de problemas; no tenemos el control de cambiar lo que nos sucede pero si la perspectiva y la actitud con la que nos enfrentamos a ellos.



FUENTE: psicologiaymente.com