Total Pageviews

Search This Blog

Con tecnología de Blogger.

Destacado

La Neurobiología del apego humano

El apego es una característica definitoria de los mamíferos. Así, el estudio sobre la neurobiología del apego humano se basa también en l...

Recent PostAll the recent news you need to know

La Neurobiología del apego humano



El apego es una característica definitoria de los mamíferos. Así, el estudio sobre la neurobiología del apego humano se basa también en las investigaciones realizadas en animales. Según investigaciones recientes, parece que el apego se basa en la interferencia de oxitocina y dopamina en el cuerpo estriado.

Lo que parece definitivo es que, a lo largo de la vida, los distintos apegos humanos comparten la neurobiología en los que se basan. Por lo general, se caracterizan por la sincronía del comportamiento y la integración de las redes corticales y subcorticales implicadas en los mecanismos de recompensa y motivación, simulación incorporada y mentalización.

La neurobiología común del apego humano

Según Ruth Feldman, investigadora en el campo de la neurobiología del apego humano, el estudio del apego de los mamíferos debe realizarse desde una perspectiva de desarrollo. Así, la corteza cerebral asociativa está conectada, en gran medida, por experiencias tempranas en contextos de crianza de niños.

Los apegos que se crean posteriormente, tanto con parejas románticas como amigos cercanos o miembros de un grupo, reutilizan la maquinaria básica establecida por el vínculo inicial madre-hijo durante «períodos sensibles» tempranos.

Estos «períodos sensibles» se definen como ventanas de tiempo tempranas y específicas en la vida cuando el cerebro debe experimentar ciertas aportaciones ambientales para una maduración adecuada (5). En el contexto del apego, estos involucran los comportamientos típicos de crianza de la especie.

Bebé cogiendo la mano de su madre

Proposiciones del modelo de neurobiología de los apegos humanos

En su investigación, la doctora Feldman aúna algunas proposiciones del modelo de neurobiología del apego humano. Estas son las siguientes:

Como hemos comentado antes, la investigación sobre los apegos humanos implica una perspectiva de desarrollo. Así, el vínculo entre los mamíferos estaría respaldado por sistemas neurobiológicos. Estos están conformados por la relación de la madre con la descendencia durante los primeros períodos sensibles

La continuidad en los sistemas neurobiológicos sustenta los enlaces humanos. De esta manera, los apegos humanos reutilizan la maquinaria básica establecida por el vínculo padres-hijos en la formación de otros apegos a lo largo de la vida, como el apego romántico o las amistades cercanas

Los enlaces humanos son selectivos y duraderos. Los vínculos son para el objetivo de apego y duran períodos largos, incluso toda la vida

La vinculación se basa en el comportamiento desencadenado por la expresión de patrones de conducta específicos de la especie, específicos de la persona y también de la cultura. La vinculación implica procesos de abajo hacia arriba. El cerebro relacionado con la unión y los sistemas neuroendocrinos son activados por el comportamiento relacionado con el apego.

La sincronía del comportamiento biológico es una característica clave de los apegos humanos. Así, los apegos humanos se caracterizan por el acoplamiento del comportamiento no verbal con la respuesta fisiológica coordinada entre los socios durante el contacto social.

El papel central del sistema de oxitocina y la conexión dopamina-oxitocina están implicados en la maternidad humana. También en la paternidad, coparentación, apego romántico y amistad cercana. La integración de oxitoxina y dopamina en el cuerpo estriado enciende la unión, empapando los apegos con motivación y vigor.

Amigas abrazadas para representar las amistades sanas

Siguiendo con las propuestas…

La formación de vínculos implica una mayor actividad y una interferencia más estricta entre los sistemas relevantes. La activación y los vínculos más estrechos entre los sistemas que respaldan la afiliación, la recompensa y el manejo del estrés se observan durante los períodos de formación del apego.

Los apegos humanos promueven la homeostasis, la salud y el bienestar a lo largo de la vida. Los apegos sociales mejoran la salud y la felicidad. Mientras, el aislamiento social aumenta el estrés, la salud deteriorada y la muerte.

Los patrones de apego se transfieren de una generación a otra. Los patrones de comportamiento experimentados en la vida temprana organizan la disponibilidad de oxitocina y la localización del receptor en el cerebro del bebé. Así, configuran la capacidad para criar a la próxima generación.

El cerebro humano es un órgano conformado por el apego madre-hijo y la proximidad al cuerpo de la madre para funcionar dentro de la ecología social. El cerebro inmaduro del mamífero joven al nacer y la necesidad de estar cerca de una madre que amamanta el cerebro como un «órgano situado» que responde constantemente en línea al mundo social.
Los vínculos humanos experimentados a lo largo de la vida son transformadores. Así, tienen el potencial de reparar relaciones negativas tempranas mediante relaciones benévolas posteriores. La gran plasticidad del cerebro social humano y su naturaleza basada en el comportamiento permiten que los apegos posteriores reorganicen las redes neuronales y reparen, al menos en parte, las experiencias tempranas negativas.

Así pues, parece que la neurobiología del apego humano tiene su base en las interacciones de la oxitocina y la dopamina en el cerebro. Parece que, además, estos sistemas cerebrales se forman durante el apego de la infancia. Así, resulta interesante saber que estos sistemas son reciclados después para la creación de los siguientes vínculos en la vida, como la amistad o el amor.





FUENTE: la mente es maravillosa



¿Que es el complejo de Electra?




Fue Carl Gustav Jung quien enunció una de las teorías más conocidas sobre el desarrollo psicosexual de las niñas: el complejo de Electra. El psicólogo suizo se inspiró en la historia y simbología del mito griego de Electra.
Electra era la hija del rey de Micenas. Ella urdió un afinado plan, junto a su hermano Orestes, para vengar la muerte de su padre, matando así a su propia madre y también al amante de esta.
Resulta curioso conocer, en primer lugar, el significado etimológico de este nombre. Electra significa «ámbar» y «chispa» al mismo tiempo, por la electricidad estática que se conseguía con este tipo de resina fósil.
Fueron muchos los autores modernos que vieron en ese personaje y en su nombre algo tan complejo como llamativo. Un personaje que inspiraría, por ejemplo, novelas tan conocidas como «La mañana se hace Electra», de  Eugene O’Neil, donde se hablaba de las oscuridades y recovecos psicológicos en el interior de una familia cualquiera en los años 30.

«El péndulo de la mente se alterna entre el sentido y el sinsentido, no entre el bien y el mal»
-Carl Gustav Jung-

La teoría de Jung

Fue Carlo Gustav Jung el primero en hacer uso de esa figura mitológica. Electra le serviría en 1912 para enunciar esa fijación temprana por parte de las niñas hacia sus padres.
Fue, a la vez, la contrapartida al complejo de Edipo, desarrollado por Sigmund Freud en su momento y que fue extraído del mito de Edipo de Sófocles, dentro de la mitología griega clásica. Para este complejo, el célebre padre del psicoanálisis sostenía la idea de que todo niño atravesaba una etapa de deseo hacia la madre, percibiendo al padre como un rival.
Este tipo de atracción afectiva (inusual para todos nosotros) para el psicoanálisis es parte del desarrollo psicológico normal de cualquier pequeño entre los 3 y los 6 años. Pasada esta edad, esta fijación o preferencia se disuelve por sí misma de manera natural. Veámoslo con detalle en este artículo.

¿Cómo se inicia el complejo de Electra?

Para entender este complejo y su formulación hay que situarse en el contexto adecuado. Estamos dentro del enfoque del psicoanálisis, y un aspecto al que Sigmund Freud dedicó gran parte del su trabajo fue al desarrollo psicosexual y cómo se gestiona dicha sexualidad en las primeras etapas de la vida. Fue una de las grandes revoluciones del pensamiento freudiano, ya que hasta entonces la psicología no se había planteado que los niños pudieran tener sexualidad.

«Para ser padre hay que dejar de ser hijo»
-Carl Gustav Jung-

La forma en que lo hagamos y demos salida a esos impulsos sexuales durante la primera infancia determinará una madurez más plena y un desarrollo psicoafectivo más integral, más equilibrado, a la vez que «sano». Ahora bien, en caso de mantener ciertas fijaciones podremos dar paso a trastornos mentales y a determinadas neurosis o problemas que el propio Freud no dudaba en etiquetar como»aberrantes».

Carl Gustav Jung, por su parte, siempre mantuvo ciertas discrepancias en estos temas. Algo que percibió Jung, en primer lugar, es que la teoría de Freud tenía un grave «vacío teórico». El complejo de Edipo se centraba solo en los hombres y en ese vínculo físico y emocional tan intenso entre los niños y sus madres durante los 6 primeros años de vida.
No dudó, por tanto, en desarrollar su teoría del complejo de Electra en 1912 para cubrir dicho vacío, para aportar esa perspectiva al campo del desarrollo femenino y no dejarlo en el olvido.

 El síndrome de salomón- los hijos ante la separación de los padres  El síndrome de salomón- los hijos ante la separación de los padres
Cuando una pareja decide separarse las vivencias y los sentimientos son únicos, sin embargo para los hijos las sensaciones de miedo y culpabilidad son comunes pudiendo degenerar en el Síndrome de Salomón

Características del complejo de Electra
El complejo de Electra pasaría por una serie de fases. Explicamos muy brevemente en qué consiste y cómo se manifiesta cada una de ellas.

Una primera etapa de atracción por la madre
Carl Gustav Jung tenía la certeza de que el vínculo emocional entre la hija y su madre era mucho más intenso que el de un niño por su madre durante los 3 primeros años de vida. Ese apego inicial marcará más tarde «el retorno» y la necesidad por parte de la niña de identificarse con su madre para incorporar algunas de las características maternas a su personalidad e incluso a internalizar su moralidad en el «super yo».

La predilección por el padre


Niña experimentando el complejo de Electra mientras juega con su padre
Llegados los 3 o los 4 años, la niña deja de tener esa predilección por mamá para empezar a mostrar cierta conducta de fijación y/o enamoramiento por papá.
El complejo de Electra tiene su supuesto punto de partida en el momento en que las niñas descubren que no tienen pene y, a su vez, sienten el deseo de obtener lo que este órgano sexual simboliza. Los psicoanalistas afirman también que ese acercamiento hacia la figura materna genera cierta rivalidad y distancia respecto a la madre.
Pueden desarrollar celos y mostrar conductas que van desde un afecto posesivo hacia el padre hasta cierta hostilidad si en un momento dado la niña no consigue lo que desea de la figura paterna.

La resolución natural del complejo de Electra

Llegados los 6 o 7 años, la niña siente de nuevo la necesidad de cercanía e identificación con su madre. Es entonces cuando empiezan a mostrar conductas de imitación y de curiosidad hacia ese mundo femenino donde la pequeña va a asentando su rol de género.
Jung enfatizaba con su teoría que toda esta fase forma parte del desarrollo normal de la niña, ahí donde se asientan los primeros cimientos de su conducta afectiva, social y psicológica que seguirá madurando en los años posteriores.
Es necesario que toda fricción quede disuelta, y que las niñas no vean a sus madres como enemigas, como sus rivales, evitando así posibles dinámicas enquistadas que más tarde pueden alzar muros en el seno de esa familia.

¿Qué hay de verdad en la teoría del complejo de Electra?

Niña seria con complejo de Electra

Hay muchas niñas que experimentan «papitis» o sienten preferencia por su padre en una época determinada de su vida, es cierto. Sin embargo,  cabe señalar que la psicología moderna ve estas teorías edípicas y electras como enfoques muy oxidados, al igual que las clásicas etapas psicosexuales marcadas por una fase oral, otra anal y otra fálica.
De hecho, existen conocidos psicoanalistas que no comparten esta visión y teoría, como la alemana Karen Horney, la cual ya dijo en su momento que planteamientos como el que las niñas pasaran  por una etapa donde envidiar el pene de sus padres, era poco más que una ofensa a las mujeres.

Ahora bien, si en algún momento una niña muestra conductas tan comunes como buscar el afecto de papá antes que el de mamá, elegir pasar con él la mayor parte de su tiempo o decir en voz alta cosas como que «quiere casarse con papá», debemos entender también que no hay nada malo ni patológico en este tipo de comportamientos.

Al fin y al cabo el padre es su figura masculina más cercana y su referente de algún modo en ciertos aspectos, y ese tipo de fantasía, de juegos y conductas irán desapareciendo de forma natural a medida que la socialización con sus iguales adquiera mayor importancia.
De hecho y para concluir, tampoco el propio psicólogo Carlo Gustav Jung le dio un valor completamente biológico ni universal a esto. Es solo una conducta que puede surgir en algunas niñas y que suele resolverse en poco tiempo.


FUENTE: la mente es maravillosa

¿Mantienes o destruyes el amor?



El perpetuar el amor es mas una decisión que una emoción, los sentimientos de amor por el cónyuge pueden aumentar o disminuir  a través de las tormentas de la vida. Cuando surgen las dificultades algunas personas concentran su energía en la idea de la separación o el divorcio en lugar de fijarlas en la forma de resolver los problemas y buscar ayuda profesional si es necesario.

Los matrimonios dedicados estan dispuestos a emplear tiempo  y energía para el fortalecimiento de sus relaciones.

La comunicación en el matrimonio comprende todos los pensamientos, sentimientos, acciones  deseos que se exresan entre sí marido y mujer ya sea verba o silenciosamente. Se puede buscar ayuda, ir a terapia, pero todo eso no sanara las heridas conyugales a menos que las personas interesadas lo sientan desde el corazón y debe ser en ambos.

Hay personas que se comportan como si creyeran que marido y mujer deben pensar y actuar de la misma forma. Si se reconoce, aceptan, aprecian y hablan las diferencias que tienen con su cónyuge y sobre todo si se tiene la voluntad de mejorar en la relación serán mas comprensivos y responderán mejor a las necesidades y maneras de actuar de éste.

La cura para la mayoría de los problemas matrimoniales no está en el divorcio, sino en la comunicación asertiva, el arrepentimiento sincero y el perdón, en las manifestaciones de amor y buena voluntad para ejecutar los acuerdos a los que se llegan, de nada sirve hablar y llegar a acuerdos si estos no se llevan a cabo.


¿Extrañas o Necesitas?



Extrañar a alguien es un sentimiento muy normal cuando existen vínculos afectivos con una persona, puede ser a la misma familia, una amiga muy querida o una relación de pareja, sin embargo muchas personas confunden extrañar con necesidad.

Extrañar con amor produce nostalgia, quisieras que el ser amado estuviera a tu lado, pero si no lo esta, te encuentras en paz contigo misma, aprovechas el tiempo para ti y para las cosas que desea hacer

Extrañar por necesidad o miedo te hace sentir nostalgia, tristeza y ansiedad, tienes la necesidad y el anhelo de saber de esa persona, empiezas a espiar, a preguntar, te sientes mal y con gran inquietud, a mayor ansiedad mayor necesidad.

Así que piensa, ¿extrañas realmente o necesitas?



Cuando el sexo deja de ser un gusto y se convierte en una obligación



Hoy en día muchos matrimonios o parejas que viven juntas desde hace ya algunos años, observan que su relación va en declive por falta de entendimiento, pero lo que no se han dado cuenta es de que también es por falta de voluntad.

Un hombre y una mujer no solo son diferentes biológicamente sino también de forma mental, hay diferencias anatómicas en áreas del cerebro y de ahí muchas diferencias conductuales en los procesos del enamoramiento y de la evaluación del amor, el amor se identifica, se construye diariamente.

La mujer tiene más conexiones neuronales es por ello que puede hacer varias cosas a la vez, tienen la capacidad de madurar más rápido su corteza prefrontal (madurez, raciocinio) les gusta sentirse amadas, escuchadas y atendidas, como dicen por ahí “la mujer es mas de oído” en cambio el hombre tiene más grasa y más agua en el cerebro, están menos conectados, suelen ser de pocas palabras, entendimiento inmediato, práctico, visual e intenso, su libido casi siempre esta elevado por los altos niveles de testosterona en su cuerpo, de acuerdo a un estudio de la Universidad Estatal de Ohio, en Estados Unidos, especifica que la mayoría de los hombres tienen 19 pensamientos de sexo al día, a diferencia de la mujer que solo tiene 10 pensamientos o menos.

Si tanto hombres como mujeres comprendiéramos las diferencias de actitudes y formas de pensar y actuar, el entendimiento entre ambas partes fluiría sin ningún problema; es decir; si un hombre sabe que la mujer es auditiva y le gusta sentirse escuchada y amada, sería genial que lo hiciera y si una mujer sabe, entiende y comprende que el hombre es visual y sexual, se arreglaría y estaría siempre bonita para gustarle y propiciar los momentos de intimidad y no solo precisamente en estos casos sino en toda la relación de pareja.

¿Pero qué pasa cuando ambos no reciben del otro lo que tanto desean? Vienen las quejas que muchas veces no son comprendidas. Si él no es atento, cariñoso y no  crea en ella un ambiente emocional positivo no se despierta esas ganas de estar cerca  de él y si él no está cerca de su mujer en esa intimidad que tanto desea, llegan las frustraciones, los enojos y en algunos casos el hombre le deja de hablar a la mujer solo porque ella no quiso tener intimidad. Es precisamente ahí cuando muchas mujeres por evitar problemas acceden a la intimidad por obligación y no por gusto y  por amor, viene el principio del fin de una relación que puede ir ligada a otras situaciones de pareja.

Se dice muy comúnmente que “””los problemas de pareja se resuelven en la cama”””, ¿sabes porque? Porque las caricias, los besos, la intimidad, el roce de la piel de tu pareja genera abundancia de oxitocina que es la hormona del apego, te hace sentir más cerca de él o de ella.

Sin embargo se requiere amor y buena voluntad y comunicación asertiva para resolver los problemas, hablar cuantas veces sea necesario.

Existe un libro llamado, los hombres son de Marte y las Mujeres de Venus, explica muchas de las diferencias entre hombre y mujer.
Otro libro es "Un Clavado a tu cerebro" del Dr. Eduardo Calixto.

Espero esto pueda ayudarlos a tener una relación de pareja exitosa a todos aquellos que atraviesen por este tipo de problemas.


Xóchitl Moreno Uscanga